Compensar emisiones CO2

Gracias a la fotosíntesis, la vegetación absorbe CO2 de la atmósfera y lo incorpora a su organismo, para crear hojas, frutos y troncos. Cuanto más crece la planta, mayor es la biomasa y la cantidad de carbono que almacena. Al morir, la mayor parte vuelve a la atmósfera, pero una pequeña cantidad se incorpora al suelo e incrementa así su fertilidad.

Compensa emisiones CO2

Un proyecto de compensación de CO2 debe partir de un ecosistema degradado, de bajo contenido en carbono, y transformarlo en uno dinámico, de alto valor ambiental, y con una elevada cantidad de carbono en troncos, ramas y suelo.

Equilibrio emisiones bosque

Si si, todo esto está muy bien pero...

¿CUÁNTO CO2 COMPENSA UN ÁRBOL?

La mitad de la biomasa que se crea en el bosque que estamos restaurando (donde no había nada) es carbono (C) y para traducir ese carbono a CO2 hay que multiplicar por 44 y dividir por 12 (44 es la masa molecular del CO2 y 12 la masa atómica del carbono).

Cuando decimos que los árboles de responsARBOLidad fijarán 300kg de CO2, implica que afirmamos que la biomasa asociada a ese árbol superará en los 40 años que nos compremetemos a cuidarlo los 164 kg:

164 kg / 2 = 82 kg de carbono

82 kg de C x 44 / 12 = 300 kg de CO2

Para los árboles maderables solo hemos contabilizado el carbono almacenado en la madera, ya que solo éste permanecerá allí secuestrado indefinidamente.